«Para que algo cambie incluso nosotros mismos debemos cambiar». Psicóloga-terapia online

El eminente final de un año y el inicio de un Nuevo año nos hace inconscientemente hacer un balance de nuestras vidas, del año que vivimos, de los proyectos o metas cumplidas y de lo que todavía nos queda pendiente.

A veces el balance es a favor y a veces es en contra, nos quedan muchas cosas pendientes que hacer, que resolver, que cerrar o quizás por iniciar.

Esto nos genera, emociones encontradas: por un lado un poco de angustia por lo que estamos dejando y por lo que no pudimos hacer y por el otro la ilusión de lo que vendrá, del futuro prometedor y lleno de posibilidades por concretar.

Trabajemos estas emociones, trabajemos estos proyectos, viendo como tomar la mejor decisión en este momento con lo que tenemos, con lo que somos, y solucionar finalmente problemas que hemos ido arrastrando por años en nuestras vidas, que no quisimos enfrentar por temor, por falta de coraje, por no tomar decisiones o por el miedo de que algo cambie.

El “CAMBIO” es uno de los mayores temores del ser humano, por un lado queremos que nos pasen cosas diferentes pero que no cambie nada…lógicamente esto es imposible, ya que para que algo cambie incluso nosotros mismos debemos cambiar. Cambiar cosas internas y en algunas ocasiones cosas externas.

El dolor más grande del cambio es la perdida que esto ocasiona. Perdida de la persona que era y que debo ser para concretar ese deseo, así que:

¿Como hacemos para que haya un cambio sin que no nos duela?

La única forma es con la ayuda o soporte de una profesional psicóloga – coach en Lisboa.

Un profesional que sabe qué hacer, que herramientas utilizar y como acompañar a la persona en este camino hacia el cambio sabiendo que en el camino habrá obstáculos que pueden venir desde la persona o desde el afuera, pero que puede darle una mirada diferente a lo que está sucediendo desde la salud, desde la parte más sana del ser humano, buscando y revolviendo en sus potencialidades y ayudando a sacarlas a la luz, ahora, que es cuando más las necesita.

No perdamos la posibilidad de vivir algo diferente, de obtener lo que siempre deseamos por no saber cómo enfrentarlo solo o por temores, debemos saber que podemos contar con profesionales de la salud que nos mostraran la luz al final del túnel.

Ya que finalmente cuando nos decidimos, cuando tomamos la decisión de hacer o llevar adelante nuestro deseo sentiremos alivio, incluso hasta nos daremos cuenta que respiramos mejor, que habíamos estado todo ese tiempo como conteniendo el aire, y es que el contenernos a nosotros mismos para no realizar lo que somos…nos hace mal, nos enferma, pero cuando decidimos movernos, ponernos en marcha e ir hacia mi deseo, mi objetivo, no solo nosotros cambiaremos nuestra actitud y por ende cambiaran nuestras emociones y pensamientos sino también que al pararnos desde otro lugar, el entorno cambiara.

No nos privemos a nosotros mismos de ser quienes debemos ser…después de todo nos lo merecemos”.

Licenciada Adriana Gimenez. Psicóloga online argentina especializada en altas capacidades y recursos humanos.

Scroll to top